miércoles, 6 de julio de 2011

SI ES POR AMOR

La diferencia entre los grandes y todos los demás es que los grandes crean sus vidas activamente, mientras que los demás son creados por sus vidas, esperando pasivamente ver a dónde los lleva la vida. La diferencia entre los dos es la diferencia entre vivir a plenitud o meramente existir. --Michael E. Gerber
La marca de un gran jugador es su habilidad de regresar; todos los grandes campeones han regresado de la derrota. --Sam Snead (golfista estadounidense, 1912-2002)
A menudo, la diferencia entre un hombre exitoso y uno fracasado no consiste en que las ideas o habilidades de uno sean mejores, sino en el valor que uno tiene de apostar a sus ideas, tomar un riesgo calculado, y actuar. --Maxwell Maltz
Una meta no es lo mismo que un deseo, y esta es una distinción muy importante. Podemos tener un deseo sobre el que no pretendemos actuar. Pero no podemos tener una meta sobre la que no pretendamos actuar. --Tom Morris
Si queremos felicidad por una hora... tomemos una siesta. Si queremos felicidad por un día... vayámonos a pescar. Si queremos felicidad por un año... heredemos una fortuna. Si queremos felicidad para toda la vida... ayudemos a otro. --Proverbio Chino
Si nos concentramos en hallar lo bueno en toda situación, descubriremos que nuestra vida se llenará de repente con gratitud, un sentimiento que alimenta el alma. --Rabino Harold Kushner
Si no estamos dispuestos a escribirlo y firmarlo, no lo digamos. --Earl Wilson
La vitalidad se muestra no solo en la habilidad de perseverar sino en la habilidad de comenzar de nuevo. --F. Scott Fitzgerald
El temor no tiene ningún poder especial a menos que se lo confiramos, sometiéndonos a él. --Les Brown
El crecimiento no es una progresión estable, hacia arriba y hacia adelante. En cambio es un camino serpenteante; tres pasos hacia adelante, dos hacia atrás, uno alrededor del matorral, y unos cuantos simplemente parados, antes de otro salto hacia adelante. --Dorothy Corkville Briggs
Se puede pensar mediocremente, pensar muy bajo o pensar alto, y para ello tenemos la presencia del Espíritu Santo.
Escudríñame, oh Dios, y pruébame; Examina mis íntimos pensamientos y mi
Yo conozco que todo lo puedes, Y que no hay pensamiento que se esconda de ti. Job 42:2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada